El mosaico PIERDEKOR es un producto constituido de mármoles del mundo entero especialmente seleccionados. Se utilizan más de 70 mármoles para obtener contrastes, matices y armonías incomparables. Otra característica de este mosaico, es el diseño excepcional de los fondos y cenefas. La artesanía de esta casa de Estambul, cuyos talleres están en Anatolia, exige métodos de montaje perfectos, en la más pura tradición oriental.

La maestría del corte de las piedras es tal que las piezas de 1×1 mm. llegan a constituir cenefas: un arte inspirado en la riqueza oriental; el resultado es un micro mosaico hasta ahora inigualable en el mundo.

Los fondos o bases incluyen piezas de 1×1, 1,5×1, 5, 5×5 cm. y los “patterns” (montaje de piezas de distintas medidas y colores para formar un diseño) se pegan en una malla de fibra de vidrio de aproximadamente 30×30 cms.

El montaje está estudiado de forma que las mallas de 30×30 cms. se unen siempre para formar una sola pieza.

Las cenefas tienen varias dimensiones: variable según su diseño, que también se montan en una malla, de forma que queden perfectamente unidas sin juntas y vienen con sus piezas de ángulo y tacos.

Toda la producción está disponible en pulido (brillante) y envejecido (mate), pero el arte de este mosaico resalta en el acabado envejecido, lo que, además corresponde a la tendencia actual.

La colocación es idéntica a la de una baldosa tradicional. Basta con utilizar un cemento líquido para juntar los pequeños dados entre sí. Se puede también colocar en superficies cóncavas o convexas. El mosaico adopta perfectamente el relieve del soporte, lo que constituye una ventaja decorativa considerable.

El mantenimiento es idéntico al del mármol.

 

PIERDEKOR tiene un stock de más de 80 referencias distintas, que se entregan en 8 días, sea la cantidad que sea. Nuestros principales clientes son las tiendas de azulejos, los profesionales del baño y de la cocina, todos de gama alta; pero también los decoradores y arquitectos de interiores.

Todos los productos están perfectamente embalados en cartones y protegidos con poli estireno, cada placa viene separada por un film. Los cartones se colocan en cajas de madera  y viajan, de esta forma,  perfectamente protegidos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.